miércoles, 15 de septiembre de 2010

Ella y el. Tercera parte.

Cuando terminaron, el se echo a un lado y respiro jadeante, boca arriba y pensando en que esta era la mejor noche de su vida.
Abrió los ojos, y vio que ella estaba a su lado, apoyada en un codo e inclinada hacia el, con una sonrisa de oreja a oreja. Se quedaron mirando unos instantes, hasta que el, con la velocidad de un rayo le tomo la cara entre las manos y la beso despacio. Después la levanto con cuidado y se agacho para cargarla en brazos y la llevo al dormitorio.
Esta vez se lo tomaron con calma y dejaron que sus dedos y sus labios se exploraran mutuamente.
- Tenemos tiempo – dijo el – Todo el tiempo del mundo.
El se durmió luego, pero ella sentía una extraña inquietud. Se sentía muy cansada y, a la vez, saciada de la satisfacción que provoca el enamoramiento. Observo un largo rato como dormía a su lado la persona que de un momento a otro, había pasado a ser muy especial para ella. Mientras lo contemplaba, examinó los ángulos relajados de su rostro, que era iluminado por un rayo de luna que entraba por la ventana. Acerco su mano a una mejilla de el para ver como la luz tenue iluminaba su piel pálida y hacia brillar la de el. Tenia la sensación de haber saltado una especie de barrera, pero acto seguido elimino ese pensamiento del mismo modo que se había quitado la ropa: rápidamente.
Se levanto de la cama y fue con sigilo hacia el living. Era un departamento más bien pequeño. Tenia una hermosa vista de la ciudad. Mirando a su alrededor, encontró un escritorio en un rincón. En una esquina había una fotografía de una mujer, la cual supuso que seria su madre. Alrededor de la foto, era todo papeles con poemas, terminados y sin terminar, partituras, púas, hojas en blanco. Montones de discos de las que serian las bandas favoritas de el. Sonrío para si misma y regreso al dormitorio.
Se deslizo bajo la sabana, a su lado. Respiro hondo para inhalar los olores del intercambio amoroso y cerro los ojos con la leve esperanza de que habría otras noches como la que se iba transformando en mañana a su alrededor.



Como sigue esto?Ni yo lo se, la verdad :P

5 comentarios:

Coty dijo...

Cada vez mejor!!
Logras atrapar al lector, con cada palabra y con cada detalle. Segui escribiendo cosas asi porque son excelentess
Besosss

Zona de Promesas dijo...

Me encanto Lean! segui asi nene. Quiero leer máááás!!!!

Bris! dijo...

Qué bueeeeeeeeen texto. Este me gustó más que el anterior. Saguila que la quiero terminar! jajaja (re ansiosa jaja)


besotes amigo! seguimos por chat! ;)

•Meel• dijo...

Me enamore de este relato♥

Chanchus dijo...

A Laura Corton le gusta esto.
Ah, no!!! Cierto que no es Facebook!!
:)