lunes, 20 de septiembre de 2010

Ella y el.Cuarta parte.

La mañana estaba ya muy avanzada cuando por fin Él abrió nuevamente los ojos. Tumbado boca arriba sobre la cama, recordó en forma de flashes fugaces toda la secuencia que ocurrió durante la madrugada. Se sonrío para si mismo y se sentó, envuelto en una maraña de sabanas. Dudo antes de tocarla, y después con un solo dedo, le aparto un mechón de la frente. Susurro su nombre mientras le movia con suavidad el hombro – Luz, vamos a levantarnos. En tu casa deben de estar preocupados. Ya es de día.
-¿Que tan tarde es?- pregunto ella sin abrir los ojos.
-Son las 2 de la tarde…-
-¿Estas apurado, Santi?- Seguía sin abrir los ojos.
-No –respondió el con una sonrisa.- Algunas mañanas puedes tomarte las cosas con calma.
Los brazos de Luz se alargaron, como imitando a un ciego que tantea el aire, hasta que encontró los de Santino, y lo atrajo hacia ella.
-¿Tenemos tiempo?
- Todo el tiempo del mundo, pero deben estar buscándote tus papas seguramente.- contesto el a la vez que retiraba la sabana y se apretujaba contra Luz.
Se ducharon juntos, con la parsimonia de una pareja que esta de vacaciones, sin importarles el paso del tiempo. Después, el preparo algo para comer y le ofreció a Luz. Ella comió un poco, y su cara no logro disimular que lo que estaba degustando no tenía muy buen sabor.
-Esto lo hiciste vos?-
-Emm, si. No se me da bien la cocina.-
-Bueno, deberíamos a ir a comer a algún lado en otra oportunidad.-
-Será un placer – le dijo el con una sonrisa de oreja a oreja.
Alrededor de las 4 de la tarde, Santino la llevo en su coche hasta su casa. En el trayecto se pusieron a escuchar unos discos que el tenia en la guantera del coche, y mientras cantaban, se sonreían cuando intercambiaban miradas.
Cuando estaban acercándose a la casa de Luz, ella le hizo estacionarse en la esquina. Se miraron unos momentos sin decirse ni una palabra. Y de pronto se vieron enlazados en un último beso que tardo lo que tarda en bajar el sol en un día de verano.
Cuando Luz llego a la puerta de su casa, noto en el ambiente un grado de tensión. Se dijo para si misma que iba a tener q inventar muchas excusas una vez que cruzara la puerta de entrada de su casa.


Hago un agradecimiento especial a Tati por ayudarme a ponerle nombre a los personajes :)

5 comentarios:

Zona de Promesas dijo...

Me encanta como va quedando! Y Gracias a vos por querer que te ayude con los nombres, todo u honor para mi :). Era el destino el nombre Luz jajaja. Besos

•Meel• dijo...

Amo como escribis!
Me gusta todo de esta historia, hasta los nombres de los personajes.♥

Bris! dijo...

Love it! :) Me está encantando amigo!


quiero ver qué es lo que inventa "Luz" en su casa....jajaja...(me hace recordar a ciertos momentos que pasé...:P)

saludos Coquito!

Judith dijo...

Muy buena coquin! :)

javier dijo...

hola!

me gusta tu blog! tengo un blog de traducción de canciones, pásate si quieres, y le hechas un vistazo! http://traduccion-de-canciones.blogspot.com/

Gracias!